¿Cómo detener un distribuidor vial? Medidas ante la negligencia urbana.

 

En México la primera vez que se incorpora a la movilidad como un eje fundamental del desarrollo de las ciudades fue en 2016 en la reforma a la Ley General de Asentamientos Humanos, Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano.

Durante décadas, los profesionales en arquitectura, ingeniería civil, urbanismo y otras disciplinas afines han sido formados con una perspectiva funcionalista de la ciudad, resultado de la herencia del movimiento de la arquitectura moderna (CIAM-Carta de Atenas) en dónde el costo – beneficio es uno de los análisis necesarios para mejorar la movilidad en las zonas urbanas, proceso que ha propiciado pérdida en la habitabilidad de los espacios públicos principales de una ciudad: sus calles.

Se estima que 103 millones de personas transitamos diariamente por las ciudades mexicanas, y ni todas las personas tenemos la posibilidad de elegir el modo de viaje ni todas las ciudades ofrecen alternativas de transporte asequibles para la población más vulnerable. SEDATU

Las calles en las ciudades mexicanas han pasado por una desatención desde su planeación, diseño, construcción hasta su evaluación. Calles o vías urbanas en donde imperan factores como:

  • Arroyo vial / carriles con exceso de espacio
  • Nula o escasa gestión del tráfico
  • Sistema de semáforos enfocado a la distribución de vehículos
  • Escasa o nula participación ciudadana
  • Escaso o nulo señalamiento vial
  • Escasa o nula oferta de infraestructura para otros modos de transporte
  • Escasa o nula infraestructura verde
  • Escasa o nula infraestructura de gestión del agua pluvial

El uso del automóvil en México ha sido una tendencia no sólo propiciada por la mercadotecnia para hacerle una aspiración de un modelo de vida, también se ha inducido tanto en uso como en dependencia a través del desarrollo urbano o de manera más precisa gracias a la desatención de este. 

El desarrollo urbano en México en 3D:

Asentamientos distantes, dispersos y desconectados.

Distantes: Incremento en las distancias de traslado de los principales centros atractores de viajes.

Dispersos: Usos de suelo que no permiten permeabilidad entre actividades. Lo puesto a la mixtura. La zonificación de la ciudad por actividad (Arquitectura moderna).

Desconectados: Vías de comunicación con los factores anteriormente mencionados.

A pesar de estas condiciones en el Sistema Urbano Nacional, estadísticas oficiales evidencian que la mayor parte de los viajes en México se hacen caminando y en transporte público.

Las estadísticas oficiales nos dicen que la mayor parte de los viajes en México son caminando y en transporte público. Sin embargo, la preocupación por la movilidad en la esfera pública se ha concentrado en la forma alarmante del crecimiento del parque vehicular privado en México, y no en las condiciones en las que ofrecemos el transporte público o la seguridad de las redes peatonales. SEDATU

La negligencia urbana, al igual que en cualquier otra disciplina es la falta de cuidado, aplicación o diligencia pero enfocada al desarrollo urbano. La negligencia urbana se entiende por la desatención a la obligatoriedad de mejorar las condiciones de vida de las urbes.  El término apenas comienza a tipificarse como delito en México, sin embargo en otros países el no dar cumplimiento a los instrumentos de planeación urbana puede traer consigo consecuencias legales o judiciales.

La negligencia en la movilidad urbana y espacios públicos ha sido propiciada por la continuidad al paradigma de la capacidad para dar solución a los problemas de congestionamiento vehicular.

Dicho paradigma supone que la congestión vehicular se resuelve mediante el incremento de oferta vial e introduciendo sistemas inteligentes de transporte. El objetivo de dicho paradigma es aumentar la eficiencia de la infraestructura de transporte ampliando el espacio vial.

Captura de pantalla 2019-05-21 a la(s) 10.06.20.png

En el mediano y largo plazo, el paradigma de la capacidad a demostrado que el congestionamiento regresará y la infraestructura vial nuevamente requerirá ampliar su oferta creando el fenómeno del tráfico inducido. Por tanto, la negligencia recae en desatender la gestión de la movilidad al no propiciar infraestructura además de mover vehículos esté pensada primero en mover personas y  bienes de forma eficiente, multimodal y sostenible. 

 

Captura de pantalla 2019-05-21 a la(s) 10.06.32.png

 

Captura de pantalla 2019-05-21 a la(s) 10.07.02.png

Ayudar a entender y detener la negligencia urbana.

En días pasados el Laboratorio de Espacio Público en México hizo un llamado de atención al Programa de Infraestructura y Transporte que presentó el Gobierno del Estado, el cuál estaba compuesto por obras de infraestructura vial concebidas desde el paradigma de la capacidad. Motivo por el cual se decidió generar infografías que ayudaran a comprender la ineficiencia de las obras planteadas y la preocupación en las externalidades en caso de llegar a ejecutarse.

 

Las ciudades existen para las personas; las vías rápidas existen para el traslado de vehículos. Las ciudades son centros de cultura y comercio que dependen de la atracción de inversión privada. El gasto público masivo en vías rápidas durante el último siglo redujo la capacidad de las ciudades para conectar a las personas y sustentar la cultura y el comercio. —Peter J. Park

Es así que otras ciudades en el mundo ya han comenzado a desincentivar la construcción de distribuidores viales elevados o subterráneos, dadas las consecuencias negativas a la seguridad y salud pública

 

 

 

Caso de intervención: Calzada Zavaleta.

La Calzada Zavaleta es una vialidad que comunica la ciudad capital de Puebla con la ciudad de San Andrés Cholula. Con un ancho de 6 carriles, 3 por sentido (presenta variaciones en diferentes tramos) esta calle debido al incremento en el parque vehicular y la atracción de viajes entre estas dos ciudades presenta en algunas intersecciones  saturación del flujo ocasionando congestionamiento que prolonga el tiempo de viaje de las personas que conducen automóviles.

Por otro lado la Calzada Zavaleta es una calle que desatiende el resto de los modos de transporte. Las aceras o banquetas son estrechas y están obstaculizadas por una serie de elementos como mobiliario urbano o  elementos que componen las redes de infraestructura. Además no oferta infraestructura verde que promueva mejores condiciones de resguardo ante la exposición al sol de las personas a pie. No cuenta con infraestructura ciclista ni un adecuado tratamiento en la gestión del tránsito vehicular por lo que es notable que vehículos alcancen velocidades por encima de lo permitido en el reglamento de tránsito.

Por si lo anterior fuera poco, el paquete de obras de infraestructura que presentó el gobierno estatal promovía la construcción de un distribuidor vial en la intersección de esta vialidad con la calle Antiguo Camino Real, que comunica directamente al Centro de San Andrés Cholula y conecta con 2 universidades así como una serie de más  de 5 equipamientos educativos.

Gracias al trabajo colaborativo con Pure Design, el Laboratorio pudo volar la zona mediante drone que  permitió generar estudios que ayudarían a detener la construcción de esta obra:

  • Matemáticas urbanas básicas
  • Arrogancia del espacio público

Demostramos mediante estos vuelos la escasa atención en los diferentes modos de transporte.

 

Análisis de matemáticas urbanas básicas.

La intersección en donde se propone el distribuidor vial elevado al someterse a un conteo del número de personas que ocupan los vehículos comprueba como el congestionamiento lo causan solo 16-17 vehículos que mueven apenas 18-22 personas (aproximadamente). Entonces la calle no tiene problemas para mover personas o bienes, tiene dificultades de espacio que ocupan pocos automóviles que apenas mueven dos decenas de personas.

Por lo que la Calzada Zavaleta no necesita un distribuidor vial que aumente su capacidad, requiere ofertar otros modos de transporte y un correcto análisis de los comportamientos de viaje por modalidad. Propiciar preferencia de paso al transporte público, ensanchamiento de banquetas y construcción de infraestructura ciclista son algunas de las medidas necesarias para convertir esta vialidad en una calle completa, segura, equitativa, sostenible y resiliente.

Análisis de la arrogancia del espacio público

En este análisis pudimos evidenciar cómo la vialidad actualmente ya da preferencia al uso del vehículo privado y relega la infraestructura para las personas que viajan a pie, son usuarias del transporte público o utilizan la bicicleta como modo de transporte muy a pesar de que en Puebla  el reparto modal indique que los viajes se realizan a pie o en transporte público principalmente. 

Para entender mejor el fenómeno que causaría construir un distribuidor vial en esta intersección ejemplificamos mediante proyecciones los beneficios de contar con la propuesta del Gobierno del Estado y la Calzada Zavaleta como Calle Completa

Captura de pantalla 2019-05-21 a la(s) 09.43.38.png

Captura de pantalla 2019-05-21 a la(s) 09.43.46.png

Conclusiones

El proceso de urbanización en las ciudades mexicanas como en otras del resto del mundo requiere de una especial atención en el diseño de sus vías urbanas. Las calles como el corazón del Derecho a la Ciudad necesitan de ingredientes principales para mejorar las condiciones de vida de quienes las habitan:

  • Entendimiento de la vida pública
  • Consciencia en la necesidad de mejorar los hábitos de movilidad en la población
  • Dejar atrás el paradigma de la capacidad y el tránsito inducido
  • Diseño universal
  • Ciudadanía participativa y colaborativa
  • Servidores públicos o tomadores de decisiones flexibles a la cooperación
  • Entender el ciclo de evolución de una calle.

 

Agradecimientos especiales.

Los análisis que nos ayudaron en esta lucha fueron gracias a la disposición, trabajo y calidad del equipo de Pure Design. Gracias Javier, Karen y todo el equipo detrás por las consideraciones en todo el proceso del trabajo.

Gracias a los ciudadanos activos de Puebla por defender la ciudad como el hogar colectivo de todas y todos. Gracias por acompañarnos a la mesa de trabajo y propiciar discusión en torno a nuestra petición de revisión del proyecto: Visión Urbana 2029, ANEDUP Puebla, Consejo Ciudadano de Movilidad y activistas en general. 

Gracias a los servidores públicos del gobierno del estado que entienden lo vital de su decisiones en el tejido urbano y son capaces de promover el diálogo así como la aceptación de errores técnicos. 

Recomendaciones.

El Manual de Calles – Diseño vial para ciudades mexicanas es una herramienta técnica con la que contamos para desarrollar infinitos procesos de mejoras a las vías urbanas en México. Aquí puedes descargarlo.

 

Documentos consultados.

VIDA Y MUERTE DE LAS AUTOPISTAS URBANAS – ITDP, CTS EMBARQ

ANATOMÍA DE LA MOVILIDAD EN MÉXICO. HACIA DÓNDE VAMOS. SEDATU.

CARTA DE ATENAS. CIAM LE CORBUSIER, JOSÉ LUIS SERT 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: